Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

Noticias de prensa

El Gobierno reduce un 19% la inversión en Burgos para 2022

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) recogen inversiones por valor de 107,4 millones, frente los 133 millones de los actuales | Se incluyen partidas para la A-11, A-73 y la A-12, además de para continuar la alta velocidad a Vitoria.

Los presupuestos recogen partida para continuar con la alta velocidad hacia Vitoria./GIT

La provincia de Burgos ve mermadas las inversiones previstas por el Gobierno central en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, que la ministra María Jesús Montoro ha presentado este miércoles. Así, para Burgos se consignan inversiones provincializadas por valor de 107,4 millones de euros, lo que supone una reducción del 19% con respecto a las cuentas de 2021.

La caída supone 26 millones de euros, al pasar de los 133 millones del actual presupuesto a esos 107,4 millones. De ellos, 71 millones corresponden a inversiones llegadas de los ministerios y, el resto, a las derivadas de empresas públicas y organismos autónomos. Una caída que hace retroceder a Burgos al quinto puesto en Castilla y León, superada por Valladolid, León, Soria y Palencia.

En los PGE no presentan grandes novedades. Se incluyen partidas para avanzar en la construcción de la A-73 Burgos-Aguilar de Campoo, por un importe de 6,34 millones de euros. La inversión mayor, 4 millones, corresponde al tramo Pedrosa de Valdelucio a Báscones de Valdavia, seguida de los 2 millones de Quintanaortuño a Montorio. Además, se destinarán 300.000 euros a los tramos de Montorio, Santa Cruz del Tozo y Pedrosa de Valdelucio y Báscones de Valdavia a Aguilar.

Mientras, los avances de la A-12 Camino de Santiago son escasos. Solo se recogen 200.000 euros para los tramos Ibeas de Juarros, Villafranca Montes de Oca y Villamayor del Río. Siguiendo con las infraestructuras, la A-11 Autovía del Duero recoge inversiones de 200.000 euros para los tramos Castrillo de la Vega al límite con Valladolid y Quintanilla de Arriba al límite con Burgos. Y también 200.000 para el proyecto de la variante de Aranda de Duero a Langa.

En esta autovía la principal partida, con 54,14 millones, se la lleva el tramo Quintanilla de Arriba-Olivares de Duero (Valladolid), aunque también hay 12 millones para la variante de El Burgo de Osma a San Esteban de Gormaz y 6,77 millones para el tramo Venta Nueva a Santiuste. Finalmente, Transportes también reserva 5,59 millones para las obras de acondicionamiento de la N-I entre Rubena y Freno de Rodilla.

Alta Velocidad

Mientras Burgos espera la llegada definitiva del AVE, el Ministerio de Fomento sigue adelante con la línea de alta velocidad a Vitoria. Se destina una inversión total de 10 millones de euros a la línea desde Valladolid, de los cuales, 3,5 millones corresponden a Burgos. Para la capital también están los 732.000 euros reservados para seguridad en operaciones de Villafría.

En los datos provincializados no se recoge partida alguna para la reapertura del Tren Directo, una vez más. Y los PGE se completan con otra serie de inversiones, fruto de compromisos ya adquiridos o competencias propias. Por ejemplo, se consignan 1,5 millones para el Hospital de la Concepción, otros 1,2 millones para la depuradora de Miranda de Ebro y 18 millones para el desmantelamiento de la central nuclear de Garoña.

El Monasterio de San Pedro de Arlanza contará con una nueva inversión de 200.000 euros, lo mismo que Las Huelgas, que recibirán 120.000 euros. Para renovar maquinaria de la Fábrica de la Moneda y Timbre se destinan 2,8 millones, y para el CENIEH, otro millón. También se reservan 50.000 euros para obras de la Guardia Civil, dentro de un proyecto de 1,3 millones para cinco años. Y se completan los PGE con 60.000 para el proyecto de Hontomí.

FUENTE: BURGOS CONECTA

Fallece a los 96 años Emiliano Aguirre, ‘padre’ de Atapuerca

El paleontólogo coruñés fue el gran impulsor de los yacimientos y quien consiguió que se realizaran excavaciones anuales en la sierra burgalesa.

El ‘padre’ de Atapuerca ha fallecido. A sus 96 años, Emiliano Aguirre Enríquez ha dicho adiós. El paleontólogo coruñés (Ferrol, 5 de octubre de 1925) fue la primera persona en ver la importancia de los yacimientos y consiguió que la comunidad científica y la sociedad española comprendieran la trascendencia de este descubrimiento en la sierra burgalesa. 

Catedrático en Paleontología Humana y Licenciado en Ciencias Naturales por la Universidad Complutense de Madrid, Emiliano Aguirre inició en 1976 el Programa de Investigación de Atapuerca. Fue él quien supo apreciar el potencial de los yacimientos burgaleses y quien consiguió que se realizaran excavaciones anuales en la sierra. Abrió, además, los yacimientos a estudios de otros países y organizó acciones integrales con Francia y el Reino Unido entre 1978 y 1979.

Hijo adoptivo de Ibeas de Juarros y doctor ‘honoris causa’ por la Universidad de Burgos, Emiliano Aguirre fue distinguido en 1997 con el Premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científica y Técnica, junto a los actuales codirectores, Eudald Carbonell, Juan Luis Arsuaga y José María Bermúdez de Castro. En 1998 también se le concedió el Premio de Castilla y León en Ciencias Sociales y Humanidades y en 1999 se le otorgó la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. 

“Nunca olvidó Emiliano Aguirre el día que Trino Torres, que andaba en pos de restos de osos, le mostró aquel fósil indudablemente humano. Con ojo clínico, el paleontólogo supo que aquella mandíbula era importante. Oro molido. Un eslabón clave de esa cadena misteriosa que es la evolución humana. Acertó. Fue el comienzo de una historia maravillosa. Una historia interminable”, escribía sobre él Rodrigo Pérez Barredo en el especial de Diario de Burgos por el 20 aniversario de la declaración de los yacimientos como Patrimonio de la Humanidad.

FUENTE: DIARIO DE BURGOS

Back to top