Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

Infraestructura

Los senadores del PP por Burgos piden actuar «simultáneamente» en los tres tramos pendientes de la A-12

Consideran «fundamental» una actuación de colaboración público-privada, y pedirán una reunión con el Ministerio de Transportes para conocer el calendario previsto

Reunión de los senadores con los alcaldes de los ayuntamientos populares situados en la futura A-12 Camino de Santiago. /BC
Reunión de los senadores con los alcaldes de los ayuntamientos populares situados en la futura A-12 Camino de Santiago. / BC

Los senadores del PP por Burgos, Javier Lacalle y Cristina Ayala, pidieron este jueves, 22 de julio, en Ibeas de Juarros, al Gobierno de España que se actúe de forma «simultánea» en los tres tramos pendientes de la Autovía del Camino de Santiago (A-12), entre La Rioja y Burgos. Para ello defienden una actuación de colaboración público-privada, que permita finalizar en un «corto plazo» los tres tramos a la vez, puesto que temen que los proyectos de los tramos donde aún no se han iniciado las obras puedan «caducar».

Ambos senadores burgaleses mantuvieron una reunión en el Ayuntamiento de Ibeas de Juarros con los alcaldes de los ayuntamientos populares situados en la futura A-12 Camino de Santiago. Según adelantaron esta será la primera de varias reuniones que pretenden mantener, y durante la cual plantearon la hoja de ruta de todas las iniciativas que van a llevar a cabo tanto a nivel nacional, comarcal, provincial y local.

En declaraciones a los medios de comunicación, Javier Lacalle explicó que desde el PP consideran «prioritario» finalizar los tres tramos pendientes. En este sentido, y haciendo referencia al tramo que va desde Ibeas hasta Villafranca Montes de Oca, el senador apuntó que es la «prioridad número uno» desde el punto de vista de la seguridad vial.

Por ello, consideran «fundamental» una actuación de colaboración público-privada para llevar a cabo estos trabajos, y afirmó que pese a lo que votó el PSOE en el Senado, algunas de las últimas indicaciones de este partido señalan que «hay soluciones que están abiertas».

«O se actúa de forma conjunta en los tres tramos que quedan o estaremos hablando de la no finalización de la autovía del Camino de Santiago hasta dentro de 20 o 30 años», enfatizó el senador, asegurando que pedirán «expresamente» esta forma de colaboración público-privada, con el objetivo de que el Gobierno «no se cierre en banda» y permita poder actuar en los aproximadamente 50 kilómetros que quedan por concluir para poder ir desde Burgos a Logroño pro una vía de gran capacidad.

En este sentido, Lacalle explicó que pedirán que pueda haber empresas que opten a ejecutar esas obras, y que lo pueden hacer «con unos niveles de retorno razonables». «Si el ministerio se empeña en poner un 2 o 2,5 por ciento será imposible que se puedan acometer esas obra porque no va a haber licitadores», aseguró. Por ello, pedirán que se lleve a cabo un estudio económico que permita poder optar a las empresas, y que pueda ser «rentable dentro de unos términos razonables» para las mismas.

«La colaboración público-privada permite actuar simultáneamente en todos los tramos», defendió, afirmando que permitiría que en un plazo de un año o año y medio «podrían comenzar las obras y ejecutarse en corto plazo».

Asimismo, indicó que desde el PP se mantendrán reuniones periódicas, con el fin de hacer un seguimiento de la situación de la A-12, presentarán en el Senado una Proposición No de Ley (PNL) con este fin, para que haya también un pronunciamiento de otras administraciones, como pueden ser Diputación o Junta de Castilla y León. También, tal y como adelantó Lacalle, pedirán una reunión con el nuevo equipo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y con la Secretaría del Estado, para conocer cuál será el cronograma de actuaciones en los próximos años.

Caducidad de proyectos

El senador Lacalle recordó además que las obras en el único tramo que se están realizando ahora mismo, que corresponden al tramo Santo Domingo de la Calzada-Villamayor del Río, se iniciaron con un año de retraso y están ejecutadas entre un 10 y un 12 por ciento. «Tenemos obras para rato», afirmó al respecto. Al hilo de esto denunció también el desconocimiento sobre los otros dos tramos, asegurando que les preocupa que caduquen los proyectos en estos otros dos tramos, como ha ocurrido con algunos tramos de la A-73 entre Burgos y Aguilar de Campoo y la autovía del Duero. «Si caducan implicaría tener que actualizar proyectos y sacar una nueva declaración de impacto ambiental», criticó.

«Los plazos son por cuatro años para el inicio de las obras, no para la licitación. Andamos muy justos. Hoy hay un problema, pero dentro de un año puede ser más gordo», recordó el senador ‘popular’.

Fuente: Burgos Conecta

Rescinden el contrato de la A-12 sin ningún metro construido

El Ministerio de Transportes resuelve con Joca y Ocide, que apenas realizaron movimientos de tierra entre Burgos e Ibeas de Juarros, y ya trabaja en licitar un contrato para redactar el proyecto de terminación

uatro años y medio después de que el por entonces Ministerio de Fomento adjudicara las obras de construcción del tramo de la A-12 entre Burgos e Ibeas de Juarros, la infraestructura vuelve a la casilla de salida.El ahora Ministerio de Transportes, a través del consejo de administración de SEITTSA (órgano de contratación de las obras), ha resuelto el contrato que la UTE Joca y Ocide se llevó por 45 millones de euros, un 46% menos de lo presupuestado inicialmente.
Una vez que se ha rescindido el acuerdo que unía a ambas partes, desde el Ministerio aseguran que ya se trabaja en licitar un contrato de servicios para redactar un proyecto de terminación.Este documento, del que se desconoce el plazo que puede requerir para estar listo, deberá definir las actuaciones necesarias para la realización de las obras del proyecto original con las adaptaciones necesarias para recoger las partes ya ejecutadas y adecuarlo a las circunstancias y normativa técnica actuales.

El principal cambio que ha habido durante estos últimos años es la desaparición de las cabinas de peaje de la AP-1 enCastañares, y que ahora Transportes deberá tener en cuenta. El proyecto original contemplaba un paso superior de la A-12 -tanto desde su conexión con la BU-30 como con la A-1- sobre este enclave. Con respecto al resto del tramo, no ha variado su configuración ya que Joca y Ocide apenas llegaron a realizar unos tímidos movimientos de tierra y desbroce de fincas en las inmediaciones de la urbanización Los Tomillares. Estos no se iniciaron hasta 15 meses después de la adjudicación, y consistieron en el desplazamiento de un solo operario con una máquina y un coche.

Si el trabajador hizo acto de presencia en enero de 2018, apenas cuatro meses después desapareció ante la solicitud formal por parte de la UTE de un modificado de obra. ¿La razón? La bajada temerosa con la que la adjudicataria logró hacerse con el contrato. De los 84 millones que Fomento ofreció pagar a quien se hiciera cargo de construir 4,2 kilómetros de trazado y 3,3 de viales y viaductos complementarios, Joca y Ocide se comprometió a hacerlos por solo 45. No contaron -o no quisieron contar- con que el tramo debía elevarse a una cota de ocho metros, lo que supone una enorme inyección de tierra para ganar esa altura (…).

FUENTE: Diario de Burgos

Back to top