Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

Noticias de prensa

‘Dientes de dragón’ y ‘líneas quebradas’: las nuevas señales de las carreteras

El Ministerio de Transportes está experimentando con unas nuevas señales en la calzada para reducir la siniestralidad en travesías y pasos de peatones.

'Dientes de dragón' y 'líneas quebradas': las nuevas señales de las carreteras

En 2019, 381 peatones fallecieron atropellados en España. De ellos, la inmensa mayoría en calles (228), seguidos por los siniestros en carretera (134) y, en último lugar, en travesías (18 víctimas). Para reducir estos últimos accidentes, el Ministerio de Transportes ha empezado a usar unas novedosas marcas viales que ha denominado “dientes de león” y “líneas de borde quebradas”.

Se han estrenado en la travesía de la carretera N-122 en el pueblo de Nava de Roa (Burgos), y van colocadas de forma consecutiva. En primer lugar, los dientes de león, que son unos triángulos isósceles pintados sobre el asfalto, a ambos lados de la calzada y que van ganando tamaño a medida que el coche avanza en paralelo a ellos. Indican al conductor que se encuentra al inicio de una travesía y que, por tanto, debe reducir la velocidad de forma notable.

ATENCIÓN: PASO DE CEBRA CERCANO

A continuación, lo que aparece es una línea quebrada zigzagueando a los dos lados de la vía. En este caso, para avisar de que nos acercamos a un paso de cebra, que se coloca en la parte con más visibilidad, y que conviene prestar atención a la velocidad. Estas segundas señales están pintadas a lo largo de los 30 metros previos al paso de peatones.

Transportes reconoce que se trata de un proyecto experimental, dentro de la nueva normativa sobre marcas viales que está elaborando a través de la Dirección General de Carreteras. Es decir, que antes de incorporarlas, debe comprobar su eficacia. Porque, dice el ministerio, “la percepción es muy distinta cuando se circula que la que se obtiene con el diseño sólo en papel”; y porque “la interpretación y comprensión de cada usuario también son muy distintas”. Además, se supone que se prohibirá el aparcamiento en esos tramos, ya que los coches estacionados ocultarían las marcas.

Así que el siguiente paso será plantear una encuesta, como ya ha hecho respecto a otra señalización experimental que implementó hace unos meses. Se trata de unas flechas curvadas que advierten al conductor que está haciendo un adelantamiento de que tiene que volver cuanto antes a su carril.

LA OPINIÓN DE LOS USUARIOS

Se están empleando en la provincia de Burgos, entre los km 60,1 y 97,925 de la carretera N-120 que va de Villamayor del Río a Ibeas de Juarros; en Guadalajara, entre los kilómetros 196,805 y 203 de la N-320 entre el límite provincial de Cuenca y Alcocer; en Segovia, entre los kilómetros 150,73 y 156,5 de la N-110 entre Arcones y Gallegos; y en la provincia de Valencia, entre los km 192,5 y 197 de la N-330 entre Utiel y Sinarcas.

Los usuarios que hayan transitado por ellas, pueden hacer llegar su valoración a través de un formulario que Transportes tiene en su pagina web y al que puede acceder desde aquí

FUENTE: EL MUNDO

Deberán pagar el doble por terrenos de la A-12 Burgos-Ibeas

El jurado provincial de expropiación eleva el precio de las parcelas de secano y el importe se va a 5 millones. Las obras llevan paradas dos años y medio y no hay fecha de reinicio

El primero tramo de la A-12 está gafado para el Ministerio de Transportes. Tras un tímido arranque de las obras en abril de 2019 los trabajos se paralizaron y no se han reanudado, ni hay esperanza alguna que lo hagan pronto, porque el contrato con la UTE adjudicataria se ha resuelto y tanto el proyecto como la ejecución ha de licitarse de nuevo, para lo cual no hay fecha prevista. A este grave contratiempo se une otro, el encarecimiento de los terrenos -1,2 millones de metros cuadrados- por donde discurrirá la futura autovía a Logroño entre Burgos capital e Ibeas de Juarros, 4,3 kilómetros de distancia. La mayoría de las parcelas (suelo rústico) -más del 80%- son de secano y la Administración central había previsto un precio de 1,48 euros el metro cuadrado, pero pecó de optimismo.

El Jurado Provincial de Expropiación Forzosa ha fijado su valor en casi el doble, 2,84 euros, con lo que el importe total que deberá desembolsar el Estado ya no será de 2,3 millones de euros, sino casi el doble, cerca de los 5 millones, según explicaron desde el despacho Martín Saiz abogados, que defiende los intereses de un grupo de propietarios de terrenos.

FUENTE: DIARIO DE BURGOS

Back to top